Del Escritorio del Párroco 04/26/2015

Apr 30, 2015

Mis queridos hermanos y hermanas en Cristo,

La imagen de Jesús como el Buen Pastor fue el icono preferido de las primeras comunidades cristianas. Este Buen Pastor dio su vida por nosotros. El que no tenía pecados cargó la cruz para redimirnos de nuestras culpas, subió al árbol de la Cruz sanando nuestras heridas. Él nos defiende para que ningún mal nos arranque de la palma de su mano.

“Ningún otro puede salvarnos, pues en la tierra no existe ninguna otra persona a quien Dios haya constituido como salvador nuestro”. Esta es la noticia gozosa que nos hace cantar con el salmista: “Te damos gracias, Señor, porque es bueno, porque tu misericordia es eterna.” Grande es la misericordia de Dios que nos hace sus hijos: “Miren cuánto amor nos ha tenido el Padre, pues no sólo nos llamamos hijos de Dios, sino que lo somos”. Para conocer a quien seremos semejantes tendremos que abrirnos a una relación personal con Jesucristo.

“Sé en quién he puesto mi confianza.” El Padre nos ha dado suficientes evidencias de su amor para confiar en Él. En Jesucristo, el Padre nos invita a la última vocación a las que nos llama: ser sus hijos e hijas. Este fin de semana del Buen Pastor la Iglesia nos llama a orar por las vocaciones sacerdotales y religiosas. Debemos orar siempre para que el Padre envíe obreros buenos a sus campos. En una situación de pocas vocaciones no debemos olvidar que Dios jamás ha abandonado a su Iglesia. Roguemos a Dios por buenos y fieles siervos; hombres y mujeres de generosidad, esperanza y confianza que no se guardan nada ante Dios y los hermanos.

Ustedes también son pastores de un pequeño rebaño confiado por Dios a su cuidado y deben tener los mismos sentimientos de Cristo. No resulta fácil entregar el corazón como lo hizo Jesús en una sociedad donde todo vale, voluntarista y hedonista. No es fácil señalar el camino de una vida mejor pero sobria y austera. Que la Palabra nos ilumine y nos rescate de la oscuridad y el pecado.

Antes que comience el verano quiero reportar en el boletín pequeños informes financieros parroquiales, para que estén informados. También vamos a preparar un video muy corto para que ustedes puedan visualizar como sus contribuciones son usadas para financiar el anuncio del Evangelio.  Quiero pedirles también que oren por nuestros jóvenes que serán confirmados el viernes 29 de mayo a las 7 de la noche. Una lista de los candidatos será publicada para que puedan orar por cada uno de ellos. Nuestras primeras comuniones se llevaran a cabo  el día 6 de Junio 2015 a las 10 de la mañana. Oren también por nuestro Festival Parroquial que será el 7 de junio del 2015 y reservar ese día para que juntos celebremos nuestra fe y compromiso con la parroquia. Juntos podemos realizar grandes cosas para la gloria de Dios.

Bendiciones,
Padre Roberto